WFH NETWORK

Ampliando el cuidado a pacientes en El Salvador

Luego de 20 años de trabajo en beneficio de los niños con hemofilia en El Salvador, el Hospital Nacional Infantil Benjamín Bloom ha logrado importantes avances en sus esfuerzos por implementar la atención integral sustentable a través de los años.

La doctora Ana Gladis de Reyes es pionera en el tratamiento de pacientes con hemofilia y otros trastornos de la coagulación hereditarios en su país, y ha estado al frente de este esfuerzo en El Salvador. Ella es hematóloga pediátrica y coordinadora del equipo de atención integral.

“Tuve la visión de que el hospital se convirtiera en un centro de referencia nacional que ofreciera atención y tratamiento adecuados para niños con hemofilia y otros trastornos de la coagulación similares. También quería crear un equipo multidisciplinario que estuviera dedicado a mejorar la atención de estos niños y sus familiares”, explica la doctora de Reyes.

La doctora de Reyes animó e invitó a diversos profesionales de la salud a participar en la formación de este equipo multidisciplinario. El Salvador es el país más pequeño de América Central, con cerca de 140 pacientes identificados con hemofilia. El equipo multidisciplinario está formado por hematólogos, fisioterapeutas, fisiatras, técnico de laboratorio, ortopedista, dentista, y profesionales de farmacología, enfermería y trabajo social, todos capacitados en el tratamiento médico de la hemofilia y respaldados con apoyo de organizaciones como la FMH.

 

IMG_20150412_144138  DSC_0475

Desde el inicio del equipo multidisciplinario, de Reyes y su grupo siempre han enfatizado que la instrucción es fundamental para los pacientes y sus familiares. “Reconocemos que esta ha sido una de las herramientas más importantes durante todos estos años. Trabajamos y organizamos sesiones con instructores de pacientes con hemofilia, realizamos el primer curso básico sobre hemofilia y otros trastornos de la coagulación para profesionales de la salud, a escala regional en el país. Seguimos trabajando en el área de educación continua a través de diversos programas para empoderar a pacientes y comunidades”, agrega la doctora de Reyes. Generar sustentabilidad y continuidad de conocimientos es indispensable a fin de garantizar la atención adecuada para estos pacientes.

El tratamiento pediátrico para los pacientes con hemofilia en El Salvador ha evolucionado considerablemente. A pesar de los desafíos, este centro ha encontrado maneras de proporcionar profilaxis de bajas dosis a algunos niños. Los resultados han sido muy alentadores y han marcado una diferencia importante a fin de garantizar el desarrollo adecuado de las articulaciones. El equipo se ha esmerado en trabajar dentro de sus posibilidades para mejorar la atención y los resultados son impresionantes.