WFH NETWORK

Artista autodidacta con hemofilia es modelo a seguir en su comunidad

Shajan Bava vive en Kochi, una ciudad al sur de la India. Diagnosticado con hemofilia cuando tenía un año de edad, Shajan nunca ha permitido que su trastorno interfiera con su amor por el arte. Cuando niño, Shajan dibujaba en la arena, pero pronto la cambió para trabajar con una amplia gama de materiales: desde papel hasta cerámica. Su trabajo le ha permitido establecer en su ciudad natal una reputación como talentoso artista. Shajan se ha convertido igualmente en una especie de modelo a seguir en Kochi, dado que las personas de su comunidad de trastornos de la coagulación lo admiran como un ejemplo de la manera en la que la determinación puede ayudar a superar los desafíos que presenta la hemofilia. Shajan Bava se ha beneficiado con productos de tratamiento donados a través del Programa de ayuda humanitaria de la FMH, lo cual continúa demostrando que proporcionar tratamiento a quienes más lo necesitan ayudará a mejorar su calidad de vida. La FMH se siente muy orgullosa de poder presentar la obra de Shajan aquí, en El mundo de la hemofilia en línea.

Exif_JPEG_420
Exif_JPEG_420
Shajan7
Shajan6
Shajan5
Shajan4
Shajan3
Shajan2
Shajan1
ORGANIZACIONES CONTRIBUYENTES
Un número cada vez mayor de organizaciones contribuyentes en el seno de la comunidad mundial de trastornos de la coagulación ha aceptado el desafío de proporcionar un suministro sustentable y previsible de productos donados. La contribución visionaria de Bioverativ y Sobi al Programa de ayuda humanitaria de la FMH se traduce en 500 millones de UI durante cinco años (2015-2020). Además, con el compromiso por ocho años (2014-2021) de Grifols por un total de 200 millones de UI, junto con el acuerdo por diez años (2009-2018) de CSL Behring por un total de 22 millones de UI, y el convenio de tres años (2017-2019) suscrito con Green Cross por 6 millones de UI, la comunidad mundial de trastornos de la coagulación ahora cuenta con un flujo más previsible y sustentable de donativos de ayuda humanitaria. Asimismo, las iniciativas del Proyecto WISH y del Proyecto Recuperación permiten la fabricación de concentrados de factor de coagulación a partir de pasta de crioprecipitado que anteriormente se desechaba, con lo que se proporcionan productos de tratamiento a los países que más los necesitan.