WFH NETWORK

Cambio de tácticas y perseverancia: la Federación de Hemofilia de la República Mexicana gana el premio Cabildeo en acción

Para la Federación de Hemofilia de la República Mexicana, el cabildeo significa perseverancia y adaptación a circunstancias cambiantes. Ante un nuevo gobierno en el poder, y la pérdida de cuatro años de ardua labor con el gobierno anterior, siguieron avanzando con determinación. La Federación Mexicana revisó su estrategia de cabildeo, se reagrupó y perseveró.

El premio en reconocimiento a labores de cabildeo se otorga cada año como parte del programa de la FMH, Cabildeo en acción, a organizaciones nacionales miembros de la FMH que implementan una campaña de cabildeo exitosa. Este reconocimiento destaca sus estrategias de cabildeo, su implementación a través de actividades y cobertura en medios, el proceso general y los resultados finales de la campaña.

La receptora de este primer premio en reconocimiento a labores de cabildeo en el 2012 es la Federación de Hemofilia de la República Mexicana. La federación mexicana realizó una campaña de siete años que empezó en 2003 y terminó en 2010, a fin de obtener atención y tratamiento gratuitos para niños con hemofilia o enfermedad de Von Willebrand (EVW) que no cuentan con seguro médico.

“Su estrategia original fue informar y presionar a las autoridades de salud acerca de la importancia de proporcionar atención a todos los niños con hemofilia”, explica Luisa Durante, gerente de programas regionales de la FMH para el Continente Americano. “Desde el inicio de su campaña, la federación mexicana fue muy clara en su meta de tratar de lograr atención y tratamiento gratuitos para esta población de niños que carecía de seguro médico y por ende corría un mayor riesgo. Esta claridad y determinación fueron su fuerza motriz; harían todo lo que estuviera a su alcance para lograr esta meta y convertirla en realidad.”

Después de cuatro años de ardua labor, el Comisionado Nacional para la Protección Social de la Salud (Seguro Popular) finalmente accedió a este cambio en la política. Sin embargo, un nuevo gobierno llegó al poder antes de que la decisión pudiera implementarse y ésta fue revocada.

A pesar de este revés, la federación mexicana nunca se dio por vencida y en lugar de eso cambió su estrategia. A través de una campaña educativa a escala nacional logró el apoyo de las autoridades de salud de algunos estados. A su vez, estos gobiernos estatales ayudaron a ejercer presión sobre las autoridades encargadas del Seguro Popular. El resultado final fue no solamente un acuerdo para cambiar la política de salud a escala nacional, sino también un nuevo apoyo de otros tres estados, así como un incremento de la conciencia del público sobre la hemofilia.

A finales del 2010, siete años después de que la federación mexicana empezara su campaña de cabildeo, el Seguro Popular finalmente aceptó asegurar a niños menores de 10 años que padecen hemofilia o EVW y que no tienen ninguna otra cobertura médica.

La federación mexicana recibió el Premio en reconocimiento a labores de cabildeo no solo por su perseverancia, sino por su pensamiento estratégico continuo. Cuando enfrentaron un cambio de gobierno y la revocación de las modificaciones a la política, estuvieron a la altura de las circunstancias y crearon nuevas oportunidades.

“La federación mexicana creció mucho durante este proceso y se convirtió en una organización más sólida. Esta experiencia fue sumamente valiosa; cada etapa del proceso fue de aprendizaje y pensamiento estratégico; esta fue realmente una iniciativa nacional en la que participó toda la comunidad”, afirma Durante. “Es extraordinario ser testigo de la fortaleza y determinación que los llevó al éxito y que ilustra que el cambio es en verdad posible.”