WFH NETWORK

Declaración de la Federación Mundial de Hemofilia: Actualización sobre el COVID-19

Desde diciembre de 2019, la enfermedad ahora conocida como COVID-19, se ha convertido en un problema de salud pública vigente. La Federación Mundial de Hemofilia (FMH) se compromete a garantizar que proporcionemos información exacta y al día que pudiera afectar a la comunidad de personas con hemofilia y otros trastornos de la coagulación poco comunes.

Los coronavirus pertenecen a una amplia familia de virus que circulan entre los animales, incluso entre los seres humanos, y que pueden causar enfermedades. Los coronavirus humanos son bien conocidos y provocan infecciones que van desde trastornos leves como el resfriado común hasta padecimientos graves que causan complicaciones respiratorias como la neumonía. Entre los coronavirus que provocan estas enfermedades graves se cuentan el coronavirus causante del síndrome respiratorio agudo severo (SARS CoV) y el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS CoV).

El virus causante del COVID-19 es un virus nuevo para la salud pública y, en consecuencia, hay mucho que aprender sobre él. La información científica actual sobre la transmisión del COVID-19 se basa en gran medida sobre lo que se conoce acerca de virus similares. Los análisis del brote en China ofrecen cierta información sobre la distribución etaria de las personas afectadas, el espectro de la enfermedad, la gravedad y los síntomas. El resumen más reciente a este respecto puede consultarse (en inglés) en.

Actualmente no existe un riesgo conocido para la sangre, los hemoderivados y los productos derivados de plasma. La última postura sobre el potencial de transmisión a través de la sangre la publicó el 27 de febrero la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos, y puede consultarse aquí.

Con base en su tamaño relativamente grande (120 nm de diámetro) y su estructura, que incluye una envoltura lípida, el virus causante del COVID-19 sería inactivado mediante tratamiento con solventes/detergentes (S/D) y/o eliminado mediante nanofiltración, dos métodos que ya forman parte del proceso de fabricación de concentrados de factor de coagulación (aunque algunos productos no se someten a nanofiltración).

Como en el caso de cualquier enfermedad infecciosa preocupante para la salud pública, existe una mayor concientización para personas que padecen un trastorno subyacente, como la hemofilia y otras enfermedades hematológicas poco comunes. Hasta este momento se cree que el virus se transmite de persona a persona, mediante gotitas emitidas por el sistema respiratorio de quienes se encuentran en proximidad. Las gotitas se inhalan y llegan hasta los pulmones, donde se presenta la infección.

Actualmente no existe una vacuna para prevenir el COVID-19. La mejor manera de prevenir la infección es evitar exponerse a cualquier fuente de transmisión. Entre las medidas de prevención se cuentan las siguientes:

  • Lavarse las manos frecuentemente, con agua y jabón, por lo menos durante 20 segundos.
  • Utilizar desinfectante de manos es una alternativa al agua y jabón.
  • Evitar tocarse ojos, nariz y boca sin antes haberse lavado las manos.
  • Evitar el contacto cercano con personas sintomáticas (que tosen o estornudan).
  • Permanecer en casa si se sintiera enfermo(a).
  • Cubrir la tos o el estornudo con la parte interior del codo.
  • Limpiar y desinfectar objetos y superficies que se tocan con frecuencia.

El COVID-19 es una enfermedad respiratoria; por ende, no sería sorprendente escuchar que hay un mayor número de casos y repuntes en las regiones afectadas por el brote. Es también probable que se extienda a regiones que actualmente no están afectadas. Existe una fuerte posibilidad de que haya un incremento constante en los casos de personas que presentan síntomas y resultados positivos a la prueba de detección del virus, independientemente de que tengan un historial de viaje a las zonas afectadas, lo cual dará lugar al contagio generalizado.

No obstante, es poco probable que cambie la evaluación del riesgo para hemoderivados y productos derivados de plasma, con base en los conocimientos científicos actuales. La FMH continuará monitoreando estrechamente la situación y proporcionando actualizaciones exactas, con bases científicas, según sea necesario y conforme evolucione la situación del COVID-19 y se comprenda mejor el cuadro clínico completo.

 

 

KEYWORD: MEDICALC19