WFH NETWORK

El factor del Programa de Ayuda Humanitaria de la FMH marca la diferencia en Venezuela

logo

En 2020, un joven de 21 años con hemofilia B grave, originario de Cojedes, Venezuela, fue hospitalizado con dolor en la cadera y la movilidad de su pierna considerablemente reducida. Afortunadamente, recibió factor de coagulación donado a través del Programa de Ayuda Humanitaria de la FMH, logró recuperarse completamente y evitar daño articular permanente.

Diez días antes, el paciente se había lesionado como resultado de un accidente automovilístico, y su situación había empeorado a tal grado que, cuando visitó el hospital, la movilidad de su pierna era limitada. Un ultrasonido reveló que tenía un hematoma en un músculo pélvico. Se le administró una dosis inicial de 3,000 unidades internacionales (UI) de factor de coagulación, seguidas de una dosis terapéutica de 1,000 UI cada 24 horas, durante tres días. El factor donado por el Programa de Ayuda Humanitaria de la FMH mejoró su situación de inmediato, y pronto pudo ser dado de alta del hospital. Ahora recibe fisioterapia, y es de esperarse que se recupere completamente. También conservará la movilidad de su pierna, lo cual quiere decir que –a diferencia de lo que ocurre con muchas personas de países en vías de desarrollo– el accidente que sufrió no ocasionará una reducción permanente en su calidad de vida.

En 2020, el Programa de Ayuda Humanitaria de la FMH donó a Venezuela cerca de 7 millones de UI de factor de coagulación. Desde el 2015 se han entregado más de 95 millones de UI a ese país sudamericano, lo que ha permitido a pacientes con trastornos de la coagulación disfrutar de una mejor calidad de vida. Para obtener más información sobre el Programa de Ayuda Humanitaria de la FMH haga clic aquí.

Acerca del Programa de Ayuda Humanitaria de la FMH

El Programa de Ayuda Humanitaria de la FMH combate la falta de acceso a la atención y el tratamiento ofreciendo un apoyo muy necesario a personas con trastornos de la coagulación hereditarios en países en vías de desarrollo. Al proporcionar un flujo más previsible y sustentable de donaciones de ayuda humanitaria, el Programa de Ayuda Humanitaria de la FMH hace posible que los pacientes tengan acceso consistente y confiable al tratamiento y la atención. Nada de esto sería posible sin el generoso apoyo de Sanofi Genzyme y Sobi, nuestras Contribuyentes Visionarias Fundadoras; de Bayer y Roche, nuestras Contribuyentes Visionarias; de Grifols, nuestra Contribuyente de Liderazgo; y de nuestras Contribuyentes, CSL Behring y Takeda. Para obtener más información sobre el Programa de Ayuda Humanitaria de la FMH visite www.treatmentforall.org.

Takeda-header