WFH NETWORK

El Programa de ayuda humanitaria de la FMH continúa haciendo posible el tratamiento y la atención para la comunidad de trastornos de la coagulación

Para muchas personas con hemofilia alrededor del mundo, el acceso a la atención y el tratamiento puede resultar un importante desafío cotidiano. Gracias a la ampliación del Programa de ayuda humanitaria de la FMH, el incremento en los donativos multianuales implica que las personas con trastornos de la coagulación en países en vías de desarrollo ahora pueden tener acceso continuo al tratamiento en casos de emergencia, de hemorragias agudas, cirugías correctivas, y también como profilaxis para niños pequeños.

Tan solo en 2018, más de 18,400 pacientes recibieron tratamiento a través del Programa de ayuda humanitaria de la FMH. Esta cifra rebasa el número total de pacientes que recibieron tratamiento a través del Programa entre 1996 y 2016. Lo anterior es resultado directo de la generosidad de Sanofi Genzyme y Sobi, y de su compromiso visionario de suministrar 500 millones de unidades internacionales de productos de tratamiento concentrados de factor de coagulación durante un periodo de cinco años, además de su considerable apoyo financiero para las necesidades operativas de este programa.

Profesionales médicos locales informaron que, a través de esta contribución al Programa de ayuda humanitaria de la FMH, más de 18,400 personas con hemofilia en 62 países recibieron tratamiento en 2018. El año pasado, los resultados fueron significativos: 1,546 personas empezaron a recibir tratamiento profiláctico desde que se inició la ampliación del programa; del mismo modo, el año pasado se administró tratamiento a más de 58,458 casos de hemorragias agudas y se realizaron más de 685 cirugías en 2018.

“No solamente la enorme cantidad de cirugías es un gran paso adelante para la institución, sino que la variedad de cirugías realizadas también es importante porque ha permitido a los médicos ampliar su experiencia, perfeccionar sus habilidades y, por ende, proporcionar una mejor atención a los pacientes”, declaró Vikash Goyal, presidente de la Federación de Hemofilia de India.

Dado que el costo del tratamiento resulta prohibitivo para la mayoría de las personas afectadas por un trastorno de la coagulación, los donativos de esta magnitud implican un cambio radical en el tratamiento que ahora reciben los pacientes en países en vías de desarrollo. La realidad es que el acceso limitado al diagnóstico y al tratamiento en muchos países en vías de desarrollo significa que las personas con hemofilia grave que viven en estos lugares a menudo no alcanzan la edad adulta. Los resultados comprobados del Programa de ayuda humanitaria de la FMH contribuyen a modificar esta realidad.

Assad Haffar, director del Programa de ayuda humanitaria de la FMH

“El Programa de ayuda humanitaria de la FMH en verdad mejora las vidas de las personas. Hace posible que los niños asistan a la escuela por primera vez y que los padres puedan volver a trabajar y apoyar a sus familias.”

Con el propósito de apoyar a los proveedores de atención médica que reciben productos de tratamiento donados, el Programa de ayuda humanitaria de la FMH también ofrece una gama de programas de capacitación para el desarrollo de la atención integral a fin de garantizar que existan infraestructura local y experiencia médica disponibles para el uso óptimo y adecuado de estos productos.

El liderazgo continuo y comprobado brinda esperanza a quienes anteriormente carecían de opciones de tratamiento realistas. Seguiremos colaborando con todos nuestros aliados a escala mundial para juntos continuar fortaleciendo el éxito del Programa de ayuda humanitaria de la FMH. 

EMPRESAS CONTRIBUYENTES AL PROGRAMA DE AYUDA HUMANITARIA DE LA FMH

La contribución visionaria de Sanofi Genzyme y Sobi al Programa de ayuda humanitaria de la FMH se traduce en 500 millones de unidades internacionales (UI) durante cinco años (2015-2020). Sanofi Genzyme y Sobi también hacen una aportación financiera importante a fin de apoyar la logística para la entrega de los productos donados, así como para la capacitación de proveedores de atención médica y pacientes en los países receptores de la ayuda humanitaria. Además, con el compromiso por ocho años (2014-2021) de Grifols por un total de 200 millones de UI, junto con el acuerdo por diez años (2009-2018) con CSL Behring por un total de 22 millones de UI, y el convenio de tres años (2017-2019) suscrito con Green Cross por 6 millones de UI, la comunidad mundial de trastornos de la coagulación ahora cuenta con un flujo más previsible y sustentable de donativos de ayuda humanitaria.