WFH NETWORK

El Programa de ayuda humanitaria de la FMH hace posible la circuncisión segura en Kenia

En Kenia, la circuncisión es un hecho profundamente arraigado en el tejido cultural del país. Un niño que no puede someterse al procedimiento, con frecuencia puede sentirse condenado al ostracismo por parte de sus compañeros, e incluso hasta por su propia familia. El Programa de ayuda humanitaria de la FMH está literalmente cambiando las vidas de los chicos con trastornos de la coagulación en Kenia, al proporcionar a los hospitales el factor de coagulación necesario para que puedan ser circuncidados de manera segura.

La circuncisión es un procedimiento común en África. En Kenia ‒que tiene la mayor población del continente a la que se realiza el procedimiento‒ se toma muy seriamente desde el punto de vista cultural, y tiene importantes implicaciones sociales. Como lo explica el doctor David Kiamani, urólogo del Hospital Nacional Kenyatta en Nairobi: “[La circuncisión] se considera un rito de inicio para pasar de niño a hombre… es necesaria para disfrutar de las ventajas de ser adulto, para poder casarse…” Alice Waswa, madre de un niño de 10 años con hemofilia, comenta sobre las ramificaciones de no someterse al procedimiento: Tiene que esconder el hecho de que su hijo no está circuncidado, para evitar que sus amigos lo condenen al ostracismo. Normalmente, su hijo habría sido circuncidado a esta edad, y a casi todos sus compañeros les han realizado el procedimiento.

El Programa de ayuda humanitaria de la FMH está ayudando a cambiar esta situación en Kenia. El Programa está muy activo en el país: En 2019 facilitó el donativo de cerca de 6 millones de unidades internacionales (UI) de factor. Desde 2015, el Programa ha proporcionado a Kenia aproximadamente 17 millones de UI de factor. Este factor ha permitido a los hospitales del país administrar tratamiento para hemorragias agudas e incidir en las vidas de los niños con hemofilia. Ahora, el Programa también está haciendo posible la circuncisión segura.

Doctor Kibet Shikuku, presidente de la Asociación de Hemofilia de Kenia

El Programa de ayuda humanitaria de la FMH ha revolucionado la manera en la que administramos tratamiento y atención a pacientes con trastornos de la coagulación.

El doctor Kibet Shikuku, presidente de la Asociación de Hemofilia de Kenia, afirma que el Programa de ayuda humanitaria de la FMH ha permitido a su organización implementar un Programa de circuncisión segura. Anteriormente, los niños con hemofilia evitarían acudir al hospital para solicitar la circuncisión porque sabían que serían rechazados debido a su trastorno. En lugar de eso, acudirían a un familiar o a un amigo para que les realizara el procedimiento en un entorno no médico. Una de las razones por las que corrían este riesgo es porque no poder ser circuncidado algunas veces es considerado el resultado de un embrujo, y esta creencia errónea incluso ha llegado a separar familias. Lamentablemente, los niños solo acuden al hospital cuando las complicaciones de una hemorragia o de una infección los obligan a buscar tratamiento.

“El principal objetivo del Programa de ayuda humanitaria de la FMH es proporcionar tratamiento a quienes tienen hemorragias”, explica el doctor Assad E. Haffar, director médico y de ayuda humanitaria. “Al mismo tiempo, hay muchas otras cirugías menores que se realizan aquí en el país, particularmente la circuncisión, y es por eso que tratamos de proporcionar cobertura para estas cirugías, de manera que las personas no sufran.” Shikuku describe el impacto que el Programa ha tenido en el país en términos más radicales: “El Programa de ayuda humanitaria de la FMH ha revolucionado la manera en la que administramos tratamiento y atención a pacientes con trastornos de la coagulación.”

Gracias al factor donado a través del Programa de ayuda humanitaria de la FMH y al Programa de circuncisión segura, los niños en Kenia pueden ser circuncidados en un entorno seguro y acogedor, y las familias se están reconciliando.

Para leer más acerca del Programa de ayuda humanitaria de la FMH haga clic aquí.

Acerca del Programa de ayuda humanitaria de la FMH

El Programa de ayuda humanitaria de la FMH mejora la falta de acceso a la atención y el tratamiento ofreciendo un apoyo muy necesario a las personas con trastornos de la coagulación hereditarios de países en vías de desarrollo. Al proporcionar un flujo más previsible y sustentable de donaciones de ayuda humanitaria, el Programa de ayuda humanitaria de la FMH hace posible que los pacientes tengan acceso al tratamiento y la atención de manera consistente y confiable. Nada de esto habría sido posible sin el generoso apoyo de Sanofi Genzyme y Sobi, nuestras contribuyentes visionarias fundadoras; de Bayer, nuestra contribuyente visionaria; de Grifols y Roche, nuestras contribuyentes líderes; y de nuestra contribuyente CSL Behring. Para obtener más información sobre el Programa de ayuda humanitaria de la FMH visite www.treatmentforall.org.

HA Logo