WFH NETWORK

Guía de vacunación contra la COVID-19 para personas con trastornos de la coagulación

logo

Guías de la Federación Mundial de Hemofilia (FMH), de la Asociación Europea para la Hemofilia y Trastornos Afines (European Association for Haemophilia and Allied Disorders, EAHAD), del Consorcio Europeo de Hemofilia (European Haemophilia Consortium, EHC), y de la Fundación Nacional de Hemofilia (National Hemophilia Foundation, NHF) de EE. UU.

Es importante que los centros de tratamiento de hemofilia, en estrecha colaboración con las organizaciones de pacientes, tomen medidas para informar a las personas con trastornos de la coagulación acerca de las vacunas contra la COVID-19, y que contribuyan a un programa de vacunación eficaz.

  1. Las personas con trastornos de la coagulación no corren un mayor riesgo de contraer la COVID-19 o de presentar una forma grave de la enfermedad, de modo que no son consideradas un grupo prioritario para la vacunación.
  2. La vacuna debería administrarse por vía intramuscular. De ser posible, debería utilizarse la aguja con el calibre más pequeño (calibre 25-27) disponible. Algunas vacunas deben administrarse usando la combinación de aguja-jeringa que acompaña a la ampolleta, de modo que el uso de una aguja alterna pudiera no ser posible o deseable. Debería aplicarse presión en el sitio de la inyección durante por lo menos 10 minutos después de la misma a fin de reducir el sangrado y la inflamación. Asimismo, se recomienda la autoinspección/palpación del sitio de la inyección varios minutos y de 2 a 4 horas después de la inyección, con el propósito de asegurarse de que no haya hematoma. La molestia en el lugar durante 1-2 días después de la inyección no debería ser motivo de alarma, a menos que empeore y esté acompañada de inflamación. Cualquier efecto adverso (e. g.: hematoma, reacción alérgica) debería reportarse al centro de tratamiento de hemofilia.
  3. Los pacientes deberían comunicarse con su médico inmediatamente o acudir a la sala de urgencias del hospital más cercano si presentaran una reacción alérgica (fiebre, calor, enrojecimiento, erupción cutánea con comezón, problemas para respirar, o inflamación de la cara o la lengua), ya que podrían poner en peligro la vida. Los pacientes con historial de reacciones alérgicas a concentrados de factor de coagulación de vida media prolongada que contienen polietilenglicol (PEG) deberían conversar con su médico respecto a la elección de la vacuna, ya que algunas vacunas contienen PEG como excipiente.
  4. Muchas personas con trastornos de la coagulación podrían no tener acceso inmediato a terapias hemostáticas antes de la vacunación. En estos casos debería hacerse un esfuerzo por tener acceso a otros factores de coagulación, de ser posible. De manera alterna, se recomienda seguir las instrucciones arriba indicadas, asegurándose de utilizar la aguja de calibre más pequeño y de mantener la presión durante más de 10 minutos.
  5. En el caso de pacientes con hemofilia grave/moderada, la vacuna debería administrarse después de una inyección de factor VIII (FVIII) o factor IX (FIX). Para pacientes con un nivel basal de FVIII o FIX arriba del 10% no se requieren precauciones hemostáticas.
  6. Los pacientes (con o sin inhibidores) que reciben emicizumab pueden vacunarse con inyección intramuscular en cualquier momento, sin precauciones hemostáticas y sin recibir FVIII.
  7. Los pacientes con enfermedad de Von Willebrand (EVW) tipo 1 o 2, dependiendo de sus niveles de actividad basal de factor Von Willebrand (FVW)/cofactor de ristocetina (RiCof), deberían usar terapias (i. e.: desmopresina, de encontrarse disponible; ácido tranexámico), en consulta con su centro de tratamiento de hemofilia. Los pacientes con EVW tipo 3 deberían recibir una inyección que contenga FVW.
  8. Todos los pacientes con trastornos de la coagulación poco comunes (incluso trombocitopenia y/o trastornos de la función plaquetaria) deberían ser vacunados. Los pacientes que estén recibiendo anticoagulantes deberían someterse a una prueba de tiempo de protrombina 72 horas antes de la inyección, a fin de determinar el índice internacional normalizado (IIN); si los resultados fueran estables y estuvieran dentro del rango terapéutico, pueden recibir la vacuna por vía intramuscular.
  9. No hay contraindicaciones específicas para la vacunación en relación con complicaciones de la hemofilia y otros trastornos de la coagulación o sus terapias. La inducción de la inmunotolerancia, el tratamiento de la hepatitis C y del VIH, y otros trastornos no contraindican la vacunación.
  10. La vacunación no está contraindicada en pacientes que reciben agentes inmunodepresores (cortisona y otros fármacos inmunodepresores).
  11. Las posibles contraindicaciones deberían abordarse de manera individual con el médico, dado que las recomendaciones varían en diferentes jurisdicciones debido a la falta de datos en poblaciones particulares (e. g.: mujeres embarazadas o lactantes).
  12. La Agencia Reguladora de Productos Medicinales y de Salud del Reino Unido y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. recomiendan precaución en el uso de la vacuna Pfizer/BioNTech en personas con historial de reacciones alérgicas importantes. En las guías publicadas por cada agencia pueden encontrarse recomendaciones específicas para personas con historial de reacciones alérgicas/anafilácticas.
  13. En el caso de pacientes que participan en un ensayo clínico, la vacunación debería notificarse a los investigadores del estudio.

La información se actualizará en las páginas Internet de la FMH, EAHAD, EHC y NHF, conforme sea necesario.

Recursos:

Guía de vacunación contra la COVID-19 para personas con trastornos de la coagulación [PDF]

Comunicados y declaraciones sobre la COVID-19

Riesgos específicos de la COVID-19 para la comunidad de trastornos de la coagulación

COVID-19: Recomendaciones prácticas para personas con hemofilia

Orientación práctica para el manejo hospitalario de PCH, publicada en Haemophilia (en inglés)

Publicado el 22 de diciembre de 2020