WFH NETWORK

Hermanamiento entre Jartum y Basingstoke: Alianza para un mejor futuro

Para entender la alianza de hermanamiento entre los centros de tratamiento de hemofilia de Jartum (Sudán) y Basingstoke (Reino Unido), como parte del Programa de hermanamiento de la Federación Mundial de Hemofilia (FMH), es importante tomar en cuenta el contexto y reflexionar sobre él.

Sudán tiene una larga historia de conflictos y problemas: desde el logro de su independencia, pasando por la primera guerra civil de 1955 a 1976; la segunda, de 1983 a 2005; hasta la crisis en la región occidental de Darfur. Se calcula que 1.5 millones de personas murieron durante las décadas de enfrentamientos en ambas guerras civiles.

Cuando inició la alianza de hermanamiento entre Jartum y Basingstoke en 2011, la nación estaba dividida en dos y Sudán del Sur se convertía en un país independiente. La guerra y los conflictos han repercutido en todos los sectores del país. Tensiones políticas, sanciones y recesiones económicas han dejado huellas perdurables. Ningún sistema de salud funciona eficazmente aislado de los sistemas político y económico.

Fue en tal ambiente en el que arrancó esta alianza de hermanamiento. Las metas originales eran mejorar la norma de atención de la hemofilia en Sudán; extender servicios a áreas fuera de Jartum; e incrementar el número de pacientes identificados. Después de cuatro años de colaboración, Jartum y Basingstoke han logrado considerables avances. Las actividades de cabildeo eficaces eran una prioridad importante. La colaboración con los ministerios de salud y de bienestar social de Sudán ha permitido a los aliados promover las necesidades de los pacientes con trastornos de la coagulación, además de abogar por un mayor presupuesto para la atención de la hemofilia y mejor acceso al tratamiento. El desarrollo de la capacidad ha sido otra de las prioridades, con la impartición de talleres sobre fisioterapia y un diagnóstico de laboratorio mejorado.

Hay elementos de la alianza de hermanamiento que han dejado una profunda impresión en ambos centros de tratamiento. Las organizaciones hermanadas han reconocido las fortalezas de cada una y la manera en la que puede aprenderse de éstas, desde la colaboración con organizaciones de pacientes, hasta el uso eficaz de recursos, e innovadores métodos de cirugía en pacientes con pseudotumores complejos.

De acuerdo con el Sondeo mundial 2013 de la FMH, en Sudán hay 780 personas identificadas con hemofilia; 199 con enfermedad de Von Willebrand, y 216 con otros trastornos de la coagulación. Con una población cercana a los 38 millones de habitantes, la labor en Sudán continúa a fin de identificar a más personas con trastornos de la coagulación. Equipados con las habilidades y el conocimiento que le brinda el Programa de hermanamiento de la FMH, el Hospital Universitario de Jartum está dedicado a mejorar la atención en el seno de su comunidad.

El Programa de hermanamiento de la FMH recibe apoyo financiero exclusivo de Pfizer.