WFH NETWORK

La FMH lanza el Fondo de ayuda para la COVID-19

La pandemia ha modificado de manera fundamental la manera en la que trabajamos, aprendemos y nos comunicamos. En países desarrollados, la gente ha empezado a trabajar y a estudiar en línea y a establecer nuevos protocolos de seguridad a fin de protegerse a sí misma y a sus seres queridos. Imagine por un momento lo difícil que sería nuestra nueva realidad si no tuviera un acceso estable a Internet. O cómo enfrentarían los padres de un paciente la necesidad de viajar durante horas en un autobús repleto, a fin de obtener el factor que necesitan sus hijos. Al principio de la pandemia, a la Federación Mundial de Hemofilia (FMH) le preocupaba que ‒conforme los sistemas nacionales de salud se movilizaban para enfrentar los desafíos que presenta la COVID-19‒ la brecha en el acceso al tratamiento pudiera incrementarse. Durante las primeras semanas de la pandemia reaccionamos rápidamente a fin de mitigar lo anterior; nos aseguramos de que programas y entregas de factor donado esenciales no resultaran afectados, y de que nuestra comunidad continuara recibiendo información precisa y actualizada.

La FMH también consultó a sus organizaciones nacionales miembros (ONM) para conocer la manera en la que hacen frente a la pandemia. Sus respuestas revelaron una brecha que se extiende más allá del tratamiento e incide en otros aspectos de sus actividades y sus vidas. A nivel de las ONM, muchas carecen de las herramientas para tener acceso a webinarios y talleres virtuales de la FMH, y no pueden comunicarse de manera confiable con sus comunidades para ofrecerles apoyo. Las familias de los pacientes carecen de acceso a Internet, y los largos trayectos en transporte público a centros de tratamiento de hemofilia ubicados en centros urbanos se han vuelto inseguros conforme avanza la pandemia. Resulta evidente que la falta de acceso a profesionales de la salud y el aislamiento de la comunidad están afectando negativamente a sus miembros.

Salomé Mekhuzla, directora de desarrollo mundial

Las necesidades de nuestras ONM cambian rápidamente. El Fondo de ayuda para la COVID-19 ayudará a garantizar que ningún paciente quede rezagado.

Como respuesta directa a estos desafíos, la FMH lanza su Fondo de ayuda para la COVID-19. Esta iniciativa tendrá un impacto directo e inmediato en las vidas de los pacientes al habilitar a las ONM para que puedan continuar implementando programas y servicios, así como para garantizar que las personas con trastornos de la coagulación puedan tener acceso seguro al tratamiento y la atención. La totalidad de las 147 ONM de la FMH son elegibles para presentar solicitudes.

El consejo directivo de la FMH votó de manera unánime por dedicar $100,000 canadienses al fondo y por iniciar un esfuerzo para complementar este compromiso con financiamiento adicional de nuestros donantes y aliados.

Entre las iniciativas que el Fondo de ayuda para la COVID-19 podría apoyar se cuentan las siguientes:

  • Computadoras, programas (software), y equipo de oficina conexo, así como conectividad a internet para ofrecer o tener acceso o a capacitación en línea y actividades de difusión.
  • Costos de comunicación para actividades de participación y difusión comunitaria.
  • Costos adicionales para ayudar a personas con trastornos de la coagulación hereditarios a obtener acceso a la atención y el tratamiento, entre ellos gastos de transporte o costos relacionados con la administración de productos de tratamiento.
  • Compra de equipo de protección personal relacionado con la COVID-19.

Si su organización estuviera interesada en apoyar nuestra labor agradeceremos se comunique con el equipo de Alianzas comunitarias y estratégicas a [email protected]. Si es usted alguien que cree que el lugar donde viva una persona no debería determinar el nivel de la atención que recibe, apoye la labor de la FMH hoy, en www.wfh.org/give.