WFH NETWORK

La Gran aventura del Pacífico: Dos amigos enfrentarán el océano por una buena causa

A Jacob Pope le diagnosticaron hemofilia B cuando tenía siete años. “A los médicos les tomó algo de tiempo entender lo que estaba pasando, pero me siento afortunado porque no tengo que lidiar con hemorragias frecuentemente; tal vez una vez al mes”, explica Jacob.

Para una persona que padece un trastorno de la coagulación, Pope se ha desarrollado como todo un atleta. De hecho, a la edad de 19 años, este estudiante y practicante de remo de la Universidad de Georgia (UGA) en Estados Unidos ha aceptado participar en lo que los organizadores de la Gran Carrera del Pacífico llaman “el mayor y peor reto de resistencia humana del planeta”.

La Gran Carrera del Pacífico, de California a Hawái, solamente se ha realizado una vez, y el evento de remo en el océano abarcó dos rescates por parte de la Guardia Costera, uno de ellos un espectacular salvamento en helicóptero en medio de una terrible tormenta; embarcaciones obligadas a volver debido a los mareos y uno de los participantes que se alejó de California para terminar accidentalmente en una carrera hacia México. Cinco de las 13 embarcaciones que se inscribieron no terminaron la carrera. Decir que esta carrera es impredecible sería quedarse corto.

IMG_0416
IMG_0422

Pope conoció a su compañero de remo, Chris Lee, en el equipo de remo de la UGA, y fue también a Lee a quien se le ocurrió la idea de que deberían atravesar el Pacífico a remo. “Lo mencionó una vez y me reí. Pero volvió a salir el tema y ahí quedó. Era algo que debíamos hacer. No sé de qué otra manera explicarlo”, cuenta Pope.

Jacob explica que el plan inicial era remar a través del Océano Atlántico. “Originalmente íbamos a atravesar el Atlántico, pero entre más estudiábamos el asunto, más historias de horror escuchábamos sobre equipo y alimentos detenidos en aduanas. No queríamos estar listos para salir de Portugal, pero tener toda nuestra comida atorada en la frontera.” De manera que decidieron que sería menos riesgoso participar en la Gran Carrera del Pacífico, de San Francisco a Hawái.

Cabe aclarar que esto no quiere decir haber tomado la ruta fácil. Las distancias de los dos cruces son comparables, y si bien la Gran Carrera del Pacífico está catalogada oficialmente como de 2 400 millas (unos 3 862 km), debido a factores como el clima, las corrientes y los desvíos de la ruta, la mayoría de las embarcaciones navegarán cerca de 3 000 millas (unos 4 828 km). La distancia de la carrera en el Atlántico es de aproximadamente 2 550 millas o unos 4 700 km.

improved-oar-pic-e1441131633945
HRPhoto1

Históricamente, la Gran Carrera del Pacífico se ha completado entre 30 y 80 días, dependiendo del clima y las corrientes, y Jacob y Chris están planeando completar la travesía en 45 días. La embarcación que llevarán a través del océano tiene entre 25 y 35 pies de largo, cerca de seis pies de ancho, y dos pequeñas cabinas, una para almacenar alimentos y provisiones y la otra para dormir.

No se permiten motores ni velas, de modo que Pope y Lee no tendrán nada más en qué apoyarse que su propia fuerza para impulsar su embarcación, lo cual quiere decir que un año antes de la carrera ya siguen un intenso programa entrenamiento. “Desde ahora hasta diciembre, más o menos, estaremos entrenando como lo haríamos para un maratón. Mucho entrenamiento de resistencia. Después cambiaremos para enfocarnos más al remo, una vez que hayamos desarrollado nuestra resistencia”, explica Pope. Tendrá que llevar suficiente tratamiento con él, lo cual ocupará un espacio precioso, pero Pope está consciente del reto que enfrenta. “No tengo otra opción; tengo que empacar con sumo cuidado y asegurarme de poder llevar suficiente factor conmigo.”

Al preguntarles sobre la manera en la que su familia ha tomado su plan de remar miles de millas en el océano, Pope ríe y explica que al principio, cuando le contó a su mamá acerca de su plan por primera vez, su respuesta fue: “Creí que me ibas a decir algo peor, como que viajarías al espacio.”

Cabe mencionar que son más las personas que han viajado al espacio que las que han logrado atravesar un océano a remo.

“De hecho, mi padre y yo tuvimos una larga conversación a este respecto”, comenta Lee. “Aceptó la idea cuando le expliqué por completo mi razonamiento; cuando describí que esta travesía era algo más que solamente un sueño, ya que ofrece la posibilidad de incidir en muchas vidas.”

Pope y Lee competirán con el propósito de recaudar fondos para el Campamento Wannaklot de la organización Hemophilia of Georgia, el cual está dedicado a ofrecer a niños y adolescentes con hemofilia y otros trastornos de la coagulación un lugar especial y seguro para pasar parte de su verano en un entorno confiable. Para contribuir a su campaña y apoyarlos visite http://www.gofundme.com/rowforhemophilia.

Lee resumió la manera en la que considera que ayudar al Campamento constituye un elemento esencial para lograr terminar la carrera: “…la tarea no será fácil, pero cuando las cosas se pongan difíciles será mucho más fácil continuar sabiendo que un niño en el Campamento Wannaklot tendrá una oportunidad adicional, o que un investigador podría hacer un gran descubrimiento debido a nuestro apoyo.”

IMG_0431

Publicaremos información actualizada sobre los remeros y la carrera en Facebook y Twitter.

“Esperamos no solamente saciar nuestra sed de aventura sino que, al hacerlo, podamos marcar una diferencia positiva en el mundo. Ambos objetivos se complementan, ya que la tarea no será fácil, pero cuando las cosas se pongan difíciles será mucho más fácil continuar, sabiendo que un niño en el Campamento Wannaklot tendrá una oportunidad adicional, o que un investigador podría hacer un gran descubrimiento debido a nuestro apoyo.” – Chris Lee