WFH NETWORK

La hemofilia no es impedimento para este exitoso pianista coreano

El pianista coreano Kangwoo Jin tiene un ambicioso sueño: una carrera como pianista y profesor de piano. Para la mayoría de las personas, la intensa competencia en el mundo musical sería de por sí bastante abrumadora, pero Jin enfrenta un desafío adicional: padece hemofilia grave.

Consumado pianista desde temprana edad, Jin completó la licenciatura en música en la Universidad Hanyang, de Corea del Sur, y obtuvo su diploma de ejecutante y una maestría en música de la Universidad de Indiana, Estados Unidos. Actualmente es candidato al doctorado en ejecución de piano y pedagogía en la Universidad de Wisconsin-Madison, Estados Unidos.

La música clásica es la pasión de Kangwoo Jin, y ha sido parte integral de su vida desde que era niño. Cuando tenía que permanecer en casa debido a su hemofilia, la música clásica era lo que lo mantenía animado y optimista. “Para mí, el sonido de la música clásica era como la narración de una historia llena de imágenes”, explica. “A menudo siento que la combinación de harmonía, melodía y ritmo es más fuerte que las palabras, y esto ha tenido un impacto directo en mi crecimiento emocional.” Agrega que desea fervientemente tocar el piano porque quiere compartir la poderosa experiencia de la música con quienes la necesitan. Reflexionando, Jin afirma que este proceso de enamorarse de la música clásica —combinado con los desafíos de la hemofilia— le ha permitido descubrir su verdadero ser.

Kangwoo Jin ha recibido reconocimientos a su talento, entre ellos como ganador de la competencia del periódico Korea-Herald, y de la competencia de piano Eumyoun. También fue receptor de la beca J. Battista por excelencia en ejecución, de la Universidad de Indiana, y del reconocimiento Collins al becario distinguido, por sus estudios doctorales en la Universidad de Wisconsin-Madison. Jin es asimismo un consumado ejecutante y fue seleccionado ganador de la competencia de concierto de la Universidad de Wisconsin-Madison, y ejecutó el Concierto para piano No.2 en C menor, Op.18, con la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Wisconsin.

A Jin le diagnosticaron hemofilia grave a los seis meses de edad. Su trastorno empeora debido a la intensidad de su actividad como pianista. Presenta hemorragias articulares, tiene daños permanentes en el codo derecho, y en la rodilla y el tobillo izquierdos. Las tareas físicas le son difíciles y no puede caminar más de 15 minutos debido a la incomodidad que esto le causa. Durante la mayor parte de su vida, Jin solamente recibió tratamiento para hemorragias agudas y no tratamiento profiláctico. Ahora puede autoinfundirse inyecciones semanales de factor para controlar mejor su trastorno. Este esquema de tratamiento periódico le ha permitido pasar más tiempo practicando el piano, sin síntomas. “Siempre estoy agradecido de poder seguir tocando el piano y de poder hacer mi música”, declara Jin. “Tengo más esperanzas y trato de ser positivo.”

Después de graduarse, Jin espera permanecer en Estados Unidos y realizar totalmente su sueño de convertirse en pianista profesional.

Fuente: https://www.channel3000.com/news/uw-madison-student-pursuing-piano-career-despite-rare-blood-disorder/771014715 y https://madison.com/wsj/uw-pianist-shares-musical-gift-despite-health-challenge/article_fdba6f0f-9245-5816-a97c-c4f3a6e2d0ed.html