WFH NETWORK

La solidaridad es nuestro superpoder. Nos unimos para apoyar la atención en una nueva realidad mundial

Su apoyo era más necesario que nunca. La Federación Mundial de Hemofilia (FMH) y yo le damos las gracias por haber respondido al llamado.

Se ha dicho ya muchas veces: El 2020 fue un año como ningún otro. Hubo muchos desafíos que no habíamos visto nunca antes: La cancelación del Congreso de la FMH; ninguna visita o capacitación in situ; fronteras cerradas a vuelos internacionales.

También hubo muchas preguntas: ¿Cómo afectará la pandemia mundial los programas que ofrecemos? ¿Quedarán rezagados los pacientes? ¿Cómo podemos continuar atendiendo las necesidades de nuestra comunidad?

La respuesta: Usted.

Usted llegó a nuestro rescate, una y otra vez. La comunidad mundial de trastornos de la coagulación se unió para hacer frente a esta crisis de salud mundial y para continuar nuestros avances indispensables hacia la atención sustentable. De entre todas las maneras diferentes en las que las personas demostraron su generosidad, destacaron dos iniciativas.

Transformar la desilusión en esperanza 

Dado que el Congreso Mundial 2020 de la FMH se canceló, todos los participantes tenían derecho a un reembolso completo de sus cuotas de inscripción y pagos de alojamiento. En lugar de esto, muchos decidieron donar su reembolso. Se recaudó la extraordinaria suma de US $50,000 por concepto de donativos en solidaridad con la comunidad de trastornos de la coagulación. Jim Munn, coordinador de enfermería del CTH de Detroit explica su motivación para hacer un donativo: “He estado en zonas en las que todas y cada una de las familias que visité había perdido a un familiar debido a complicaciones de la hemofilia. Eso sencillamente no ocurre en Estados Unidos… Sé que la FMH trata de proporcionar atención en todo el mundo. Fue un enorme alivio saber que, aunque no nos reuniríamos [en el Congreso], tendría la oportunidad de compartir con la comunidad a la que he llegado a querer tanto.”

Honrar nuestro legado

Otra exitosa iniciativa la encabezó Frank Schnabel IV, miembro del consejo de la FMH USA, y nieto del fundador de la FMH, Frank Schnabel. “Todavía escucho la manera en la que mi abuelo ha incidido en las vidas de tantas personas alrededor del mundo”, afirmó. “Aportar el tiempo de uno a algo más grande que uno mismo es muy gratificante. Imagine poder mitigar el dolor de un niño, aunque sea por un solo día.” Para honrar el legado de esperanza y sanación de Frank Schnabel, la familia Schnabel igualó todos los donativos recibidos entre el 1o y el 15 de diciembre de 2020. Se recaudaron más de US $19,000 en apoyo a la comunidad mundial de trastornos de la coagulación.

Su apoyo ha sido esencial para garantizar que nadie se quede atrás. Pero, como todos sabemos, esto todavía no termina. Esperamos que siga apoyándonos a nosotros y a las personas que viven con un trastorno de la coagulación alrededor del mundo. Considere inscribirse para hacer donativos mensuales, lo que nos ayudará a permanecer resilientes conforme enfrentamos la siguiente fase de la pandemia y continuamos efectuando cambios significativos y sustentables en nuestra nueva realidad mundial. Usted es nuestro superpoder.