WFH NETWORK

María Manahan, líder voluntaria

La dedicación de sus voluntarios es la fuerza de la Federación Mundial de Hemofilia (FMH). Desde un estudiante que organiza una venta de repostería, pasando por el paciente que recauda fondos para la comunidad, hasta la labor que los líderes de nuestras organizaciones nacionales miembros (ONM) realizan a escala local, la FMH es realmente afortunada al haber tantas personas dedicadas a lograr nuestra visión de Tratamiento para todos. Hoy, en el Día internacional del voluntariado, la FMH desea presentar a los lectores de El mundo de la hemofilia, a María Manahan, una líder voluntaria.

Originaria de Cuba, la familia de María posteriormente se estableció en Atlanta, Georgia, Estados Unidos. A la vez que se encargaba de su familia, Manahan volvió a los estudios y completó una licenciatura en gestión de organizaciones sin fines de lucro y un certificado en gerontología. Trabajó en el sector de la vivienda para adultos mayores, donde tuvo la oportunidad de desarrollar un programa que mejoraría la vida de pacientes con la enfermedad de Alzheimer. Disfrutó al poder retribuir a los adultos mayores y, a través de su servicio como miembro voluntario del consejo directivo, estableció amistades de por vida que mantiene hasta hoy. La relación de María con la comunidad de trastornos de la coagulación empezó por casualidad. Colaboraba con una trabajadora social que la recomendó para un puesto en Hemophilia of Georgia. Desde entonces, Manahan continúa marcando la diferencia; esta vez, entre la comunidad de trastornos de la coagulación. Ahora, como directora ejecutiva de Hemophilia of Georgia (Estados Unidos) y como miembro del consejo de la FMH USA, María ha podido observar la diferencia que la dedicación de los voluntarios puede marcar en la comunidad mundial de trastornos de la coagulación

A través de la participación de Hemophilia of Georgia en el Programa de ayuda humanitaria de la FMH, María ha sido testigo de primera mano del impacto que el acceso a los medicamentos tiene en las vidas de los niños. Hemophilia of Georgia también participa activamente en el Programa de hermanamiento de la FMH y se ha hermanado con organizaciones de Chile, Honduras y Bolivia. Estas experiencias le han permitido a Manahan comprobar el poder del modelo de desarrollo integral de la FMH para transformar el futuro de quienes viven con trastornos de la coagulación en países en vías de desarrollo, pasando de la incertidumbre a la esperanza.

Manahan recientemente empezó a colaborar con el Consejo Directivo de la FMH USA, asumiendo otro papel de liderazgo más en la comunidad. Cuando le preguntamos por qué otras personas deberían apoyar a la FMH de la manera que ella lo hace, la respuesta de María fue tanto compasiva como convincente: “Muchos países dependen de la FMH para obtener donaciones de productos y capacitación para sus profesionales de la salud. Esto es muy importante, porque el costo de enviar medicamentos a todo el mundo es sumamente elevado, al igual que lo es asegurarse de que los pacientes tengan acceso a una red de profesionales de la salud bien capacitados. Una sola persona o grupo no podría lograr esto. Solamente trabajando juntos podremos garantizar que todos los niños y adultos, sin importar el lugar donde vivan, tengan acceso al tratamiento. Esta es nuestra visión y yo animo a cada persona que lea esto a apoyar la labor que realizamos. Su generosidad permitirá a la FMH ofrecer tratamiento a más pacientes, y por eso le estaremos eternamente agradecidos.”

Celebramos el espíritu filantrópico de Manahan y agradecemos todas sus contribuciones. Por favor siga su ejemplo y apoye la labor de la FMH haciendo un donativo hoy.