WFH NETWORK

Programa de ayuda humanitaria asiste a chico con trastorno de la coagulación poco común en Afganistán

Los trastornos de la coagulación hereditarios son padecimientos que requieren intervención médica a fin de garantizar que el paciente pueda gozar de una buena calidad de vida. Todos estos trastornos son poco comunes, pero algunos son menos comunes que otros y, por ende, más difíciles de diagnosticar. En Afganistán, el Programa de ayuda humanitaria de la FMH recientemente auxilió a un chico con un trastorno de la coagulación extremadamente poco común: deficiencia de factor XIII.

Muhammad Eisa es un niño de 8 años que vive en la provincial de Herat, Afganistán. Luego de sufrir una hemorragia grave fue referido al centro de tratamiento de hemofilia (CTH) de Kabul, ciudad que queda a más de diez horas de su hogar. Ahí, el doctor Enayatullah Hashemi, director del Banco Nacional de Sangre de Afganistán, lo atendió y lo sometió a pruebas diagnósticas. El CTH de Kabul está equipado para hacer pruebas de detección de hemofilia A y B, pero pacientes que pudieran tener otros trastornos de la coagulación menos comunes, tales como deficiencia de factor XIII o enfermedad de Von Willebrand (EVW), son enviados a otros países para recibir un diagnóstico.

Debido a que las pruebas de Eisa en el CTH de Kabul no resultaron concluyentes, el chico fue enviado a India donde se le diagnosticó deficiencia de factor XIII y recibió su primer tratamiento con factor de reemplazo. El factor inyectado detuvo su hemorragia lo suficiente como para que pudiera regresar a Kabul. El plasma fresco congelado que recibió mejoró su condición, pero aún no recibía el tratamiento ideal para la deficiencia de factor XIII.

Hashemi también se comunicó con la FMH en busca de apoyo. El Programa de ayuda humanitaria envió a Afganistán seis ampolletas de factor XIII para administrar tratamiento a Eisa, cantidad suficiente para seis meses de terapia profiláctica. Este factor controló las hemorragias del menor y le permitió requerir inyecciones en intervalos relativamente largos de 25 días, una ventaja considerable en un país en el que los traslados pueden resultar tardados y difíciles. El factor donado ha tenido un impacto importante en la calidad de vida de este joven chico afgano y también ha dado tranquilidad a sus padres.

Acerca del programa de ayuda humanitaria de la FMH

El Programa de ayuda humanitaria ampliado de la FMH mejora la falta de acceso a la atención y el tratamiento proporcionando un muy necesario apoyo a personas con trastornos de la coagulación de países en vías de desarrollo. Al ofrecer a los pacientes un flujo más previsible y sustentable de donativos de ayuda humanitaria, el Programa de ayuda humanitaria de la FMH permite que los pacientes tengan acceso consistente y confiable al tratamiento y la atención. Nada de esto sería posible sin el generoso apoyo de Sanofi Genzyme y Sobi, nuestras contribuyentes visionarias; de Grifols, CSL Behring, GC Pharma, nuestras contribuyentes corporativas; y de Roche y Bayer, nuestras donantes más recientes Para obtener más información sobre el Programa de ayuda humanitaria de la FMH visite www.treatmentforall.org.