WFH NETWORK

Salomón: La hemofilia y el fútbol en Kenia

Salomón es un paciente con hemofilia A, de 10 años de edad, que vive en Kenia. Camina un kilómetro hasta su escuela, con ayuda de una muleta donada, aun cuando llueve o cuando tiene una hemorragia. En varias ocasiones, su mamá, Alice, incluso lo ha cargado hasta la escuela. Estas hazañas no son poca cosa, ya que Salomón vive cerca de Nairobi, la capital, en Kibera, que es la segunda favela más grande del mundo. Según algunos cálculos, la población de la favela es de más de un millón de personas. En este ambiente, la lluvia con frecuencia convierte a las calles en peligrosos lodazales.

Durante cinco años, Salomón ha estado recibiendo factor donado a través del Programa de ayuda humanitaria de la Federación Mundial de Hemofilia (FMH). Las donaciones le han permitido llevar una vida normal. Se entretiene con video juegos y pasa el rato con sus familiares y amigos, como lo haría cualquier otro niño. También asiste a la escuela, donde le gustan la clase de ciencias y jugar fútbol. Su médico, el doctor Kibet Shikuku, lo visita en la favela para monitorear su salud y ayudarlo con su tratamiento. A la pregunta de cómo encuentra el camino para llegar hasta su joven paciente en el confuso laberinto de casuchas y caminos de Kibera, Shikuku explica que se guía por puntos de referencia para llegar más o menos cerca de la casa de Salomón y después pregunta a los vecinos cómo llegar exactamente hasta su hogar.

La relación de Salomón con el fútbol va más allá de un interés pasajero; es más bien una pasión. Juega con frecuencia, a pesar de su hemofilia. De hecho, juega tanto al fútbol que Shikuku cuenta, afablemente, que “le gusta el fútbol de una manera increíble. Pero no tenemos suficiente factor para dejar que juegue tanto como él quiere. Por supuesto, nos gustaría poderle dar más factor… ¡Peleamos cada vez que viene a verme porque juega mucho al fútbol!” Shikuku agrega que idealmente sometería a Salomón a un régimen profiláctico, pero no cuenta con suficiente factor para administrar tratamiento profiláctico a todos los adolescentes, ya que el suministro es limitado y los niños pequeños tienen prioridad.

La actividad del Programa de ayuda humanitaria de la FMH en Kenia es considerable. Tan solo en 2019, el Programa facilitó la donación de cerda de 6 millones de unidades internacionales (UI) de factor. Desde el 2015, el Programa de ayuda humanitaria de la FMH ha proporcionado casi 17 millones de UI de factor a esa nación africana.

Acerca del Programa de ayuda humanitaria de la FMH

El Programa de ayuda humanitaria de la FMH mejora la falta de acceso a la atención y el tratamiento ofreciendo un apoyo muy necesario a las personas con trastornos de la coagulación hereditarios de países en vías de desarrollo. Al proporcionar un flujo más previsible y sustentable de donaciones de ayuda humanitaria, el Programa de ayuda humanitaria de la FMH hace posible que los pacientes tengan acceso al tratamiento y la atención de manera consistente y confiable. Nada de esto sería posible sin el generoso apoyo de Sanofi Genzyme y Sobi, nuestras contribuyentes visionarias fundadoras; de Bayer, nuestra contribuyente visionaria; de Grifols y Roche, nuestras contribuyentes líderes; y de nuestra contribuyente CSL Behring. Para saber más acerca del Programa de ayuda humanitaria de la FMH visite www.treatmentforall.org.

HA Logo