WFH NETWORK

Se anunciaron los receptores del Premio del presidente

Celebramos a quienes marcan la diferencia a nivel de la comunidad local y tenemos el gusto de reconocer los logros de los primeros receptores del nuevo Premio del presidente, de la Federación Mundial de Hemofilia (FMH). Este prestigioso galardón reconoce a una persona u organización dedicada al servicio de la sociedad durante un tiempo considerable y que haya incidido de manera importante en la comunidad de hemofilia de su país. Alain Weill, presidente de la FMH, anuncio que –tomando en cuenta la cantidad de candidaturas– el comité de selección decidió hacer una excepción y honrar a tres personas con el Premio del presidente de la FMH en su año inaugural.

Megan Adediran: Fundación de Hemofilia de Nigeria

Los esfuerzos de Megan Adediran convencieron al gobierno de su país para reconocer a los trastornos de la coagulación y ofrecer apoyo a los pacientes. A lo largo de los años, Adediran ha encabezado numerosas iniciativas, entre ellas una exitosa labor de cabildeo ante el gobierno para eliminar los impuestos a donaciones de productos de ayuda humanitaria importadas; el incremento de la concientización en comunidades rurales a través de innovadores programas, y el establecimiento de un campamento de verano juvenil.

María del Carmen Agurcia: Sociedad Hondureña de Hemofilia

La participación de María del Carmen Agurcia en la comunidad de trastornos de la coagulación de Honduras se inició en los años noventa. Su intervención fue fundamental para el establecimiento de la asociación hondureña como organización nacional miembro (ONM) de la FMH y, como resultado de su labor, su país ahora adquiere productos de tratamiento y proporciona profilaxis de bajas dosis a niños con hemofilia grave en la ciudad capital, Tegucigalpa. Su dedicación y espíritu para ayudar a quienes más lo necesitan es fuente de inspiración para todos nosotros.

Bogdan Gajewski: Sociedad Polaca de Hemofilia

La extensa participación de Bogdan Gajewski en la comunidad de trastornos de la coagulación de Polonia empezó en los años ochenta, con la fundación de la Sociedad Polaca de Hemofilia. Sus incansables esfuerzos, primero como portavoz de la organización y posteriormente como su presidente, dieron lugar a la adopción de un programa nacional de tratamiento para la hemofilia por parte del Ministerio de Salud de Polonia. Por consiguiente, el resultado de la labor y la dedicación de Gajewski ha sido la disponibilidad de tratamiento profiláctico para todos los niños (desde 2008) y para todos los adultos (desde 2014) en Polonia.